Tu tienda CON futuro – la clave del éxito está en la combinación de la experiencia de compra física y digital.

En tu tienda CON futuro debe primar tanto la experiencia del cliente como la eficiencia. Es importante conocer quién es tu cliente y qué necesita para poder ofrecerle un momento único y personalizado cuando viene a la tienda y visita tu tienda Online.

El gran cambio estratégico que se da en un negocio enfocado a las experiencias es que el protagonista no es el producto, es el cliente. Es recomendable hacer un uso adecuado de la tecnología para no caer en la
tentación de llenar la tienda de pantallitas y “trastos” tecnológicos sin sentido. Ni implantar una tienda Online sin tener una estrategia.

Lo importante es crear una experiencia que sea valiosa para el cliente y utilizar la tecnología adecuadamente. La clave para que los compradores sigan acudiendo a tu tienda es que la visita les suponga una experiencia más atractiva y valiosa y una parte importante de ese valor se consigue con la combinación de recursos de los canales físicos y Online.

El uso adecuado de la tecnología es fundamental para que la conexión entre los canales online y físico sea eficiente y pueda mejorar la experiencia de compra de los compradores.

La experiencia de cliente es la suma de las acciones potenciales que tu pones a disposición de tu clientela como parte de tu propuesta de valor y dentro de tu estrategia de diferenciación.

Por ejemplo, si tienes una tienda de artículos deportivos, no sirve de mucho hacer la típica segmentación de hombre y mujeres con una franja de edad determinada, con una capacidad adquisitiva concreta, estudios y otros factores sociodemográficos. Dentro de este espectro habría diferencias tan grandes que dificultarían mucho la construcción de una experiencia atractiva. Lo más seguro es solo se pudiese hacer una experiencia irrelevante para casi todos.

Sin embargo, si te centras en aquellos para los que la práctica del running, el crossfit, el yoga o el ciclismo es una parte importante de su estilo de vida, entonces los factores sociodemográficos pasan a un segundo plano. Profundizando en el conocimiento de las necesidades y expectativas de estas personas, vamos a tener buen material con el que construir la experiencia de cliente.

Otro ejemplo ilustrativo, podría ser que si tienes una tienda de moda de mujer, no la segmentes por tipos de prenda: blusas, pantalones, vestidos, complementos… Involúcrate y ofrece tu propuesta de valor proponiendo conjuntos específicos que lleven a tus clientas a tener una mejor experiencia de compra. Tu oferta podría pasar por combinar diferentes tipos de prendas ofreciendo conjuntos para cada ocasión con tu asesoramiento profesional y tu toque personal.

De manera que si podemos diseñar una propuesta de valor que ponga énfasis en lo que destacamos, estaremos indicándole a la gente que valore ese aspecto de que somos su mejor opción.

Gran parte de las compras que se hagan en tiendas físicas a partir de ahora, estarán influenciadas por canales online. De ahí que el futuro de las tiendas físicas pase por su conexión con los canales online, y el uso adecuado de la tecnología es fundamental para que esta conexión sea eficiente y pueda mejorar la experiencia de compra de los compradores y compradoras.

José Luis Cía
DIGITALÍZATE – Evoluciona/Re-evoluciona
Applikate.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.