¿Redactas correctamente los textos de tus publicaciones?

Sorprende a tus seguidores con un copy diferente y atractivo.

 Maïder Tomasena nos guía como poder ser expertos en nuestros copys en el siguiente artículo.

El copy solo se consigue practicando.

Las plantillas son como los ruedines de la bici: te dan seguridad y te ayudan a coger velocidad cuando estás empezando, pero tienes que deshacerte de ellos rápido.

Porque aprender a escribir de manera persuasiva es dar un paso más: es redactar textos que salgan de ti y con los que no se te vea venir.

Necesitas sorprender. Ser diferente y único. Memorable.

 Y para esto no hay fórmulas mágicas.

¿Sabes cómo me conquistó mi marido? Con palabras.

De hecho, después de pasar todo un verano compartiendo el mismo grupo de amigos, nuestra relación se hizo más íntima y especial a través del correo.

No hay texto alternativo para esta imagen

No hay atajos para conectar con una persona. Medios hay muchos, por ejemplo en tu negocio podrás tener las Páginas Amarillas, tu sitio web, la radio, Facebook, YouTube… Pero todos estos medios carecerían de sentido si no estuvieran repletos de palabras.

De hecho, hazme un favor y vuelve a leer esa tarjeta o nota que te dejó tu hijo, tu pareja o un amigo hace un tiempo.

¿Afloraron sentimientos? (Me imagino la respuesta…).

¿Y sabes por qué quizás esa tarjeta consiguió que te emocionaras? Porque se trataba de ti, no de ellos.

Esto es lo mismo que sucede en tus textos: te centras más en ti que en tus clientes.

Y, cuando solo piensas en ti, te olvidas de la persona a la que te dirigías en ese texto, y entonces surgen los miedos:

«¿Este texto suena profesional?».

«¿Quién soy yo para contar algo así?».

«¿Es mejor que escriba este mensaje o sigo la línea del que tiene mi competencia?».

Tú también puedes escribir buen copywriting

Un copy claro, atractivo, sencillo y capaz de persuadir a las personas para que compren lo que vendes, independientemente del sector en el que trabajes o del cliente al que te dirijas.

Si quieres dejar de escribir textos pobres y empezar a ver resultados, tienes que investigar y practicar. 

Y tú eres capaz de ello, sobre todo porque no hay que conozca lo que vendes mejor que tú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *