La transformación digital implica pasos que van dirigidos a conseguir mejores resultados a través de las ventajas que suponen las nuevas tecnologías, desde la automatización de procesos  hasta el marketing digital y las redes sociales.

La digitalización afecta a pymes, autónomos y comercio local porque su entorno económico cambia, sus clientes cambian, sus mercados cambian, sus competidores cambian, habrá nuevos competidores y nuevos modelos de negocio – los mercados se orientan cada vez más a la demanda de los clientes (digitales), especial importancia el eCommerce (tienda online).

Por todo esto es necesaria la adaptación a los cambios en los mercados y al comportamiento diferente del cliente digital para mantener la competitividad de la empresa. Estos cambios generan beneficios tanto a nivel de proceso, como de producto y de modelo de negocio.

Estas transformaciones afectan de manera transversal a toda la sociedad, a todos los sectores y a las empresas de cualquier tamaño, que tienen que adaptarse a asumir nuevos retos, pero que también pueden aprovechar las nuevas oportunidades de la digitalización.

Las PYMES, autónomos y Comercio local, por lo general, poseen las infraestructuras necesarias para la digitalización y cuentan con recursos humanos adecuados para su uso. Sin embargo, la mayor debilidad se encuentra en los niveles más avanzados de digitalización.

Las PYMES, autónomos y Comercio local han superado una primera fase de digitalización, ya que sus niveles de conectividad y equipamiento son altos (disponen de ordenadores y de conexión a internet); sin embargo, es necesario abordar cuestiones más complejas como la utilización de programas de gestión, comercio online, aplicaciones móviles, Redes Sociales, con niveles menores de implantación.

Cada PYME, autónomo y Comercio local, por pequeño que sea, debe tener tres objetivos principales:

·         Mejorar la productividad y la competitividad

            Para mejorar la productividad es necesario incorporar equipos y herramientas que lo favorezcan: buena conectividad, aplicaciones informáticas (página Web, App, perfiles en RRSS), teléfonos móviles inteligentes y programa de gestión.

·         Aumentar Ventas

            Para conseguir más ventas, los esfuerzos deben centrarse en el cliente, en su experiencia como usuario. Para ello es necesario incorporar nuevos canales de comunicación y captación, página web con tienda online, aplicación móvil, mejorar el posicionamiento en buscadores, sistemas de fidelización y gestión de Redes Sociales.

·         Lograr un ahorro y control de las infraestructuras

            Aquí entra en juego la implantación de software de gestión empresarial. Una plataforma de gestión comercial permite administrar y controlar todas las áreas del negocio, combinando toda la potencia de un programa en local con la flexibilidad de las aplicaciones online.

Los pequeños y medianos negocios son los más beneficiados con estos procesos, ya que su fuerza laboral puede prescindir de tareas operativas para enfocarse en lo importante: su negocio.

Jose Luis Cia Urrutia

¿Sabes como llegar a tu cliente en la era digital?

Ayudo a Pymes a mejorar su rentabilidad │ Asesor Proyectos Digitales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.